sábado, 16 de octubre de 2010

La cola de novia contada por Fran Ontanaya

En su excelente blog, el autor de ficción especulitava Fran Ontanaya se pregunta por las estrategias a seguir por un autor joven que quiera a darse a conocer en un ecosistema editorial cuyas prácticas perversas amenazan con trasladarse al ámbito de los ebooks, cancelando así la apertura de nuevas maneras de acercarse al lector.

Elijo aquí la expresión "cola de novia", que tomo prestada de Federico Reggiani y de su profesor de bibliotecología, para referirme al fenómeno del long tail, que afecta a todos los autores nóveles o de fondo desde hace ya más de una década. La angustia de la elección cuando la oferta es sobrecogedora e indiferenciada, viene a decirnos Fran Ontanaya, se basa en un fenómeno llamado "ignorancia racional". Los libros "enriquecidos", de los que se hizo eco retumbante la última Feria del Libro de Fráncfort, serían, en su visión, una estrategia de poder que perpetuaría la angustia de la elección con el objetivo de beneficiarse de la ignorancia racional de los compradores o usuarios (antaño llamados lectores).

Lo que más aprecié en este post de Ontanaya es la propuesta de una estrategia alternativa para los autores que, como él, buscan encontrar su público. Refrescante e inteligente, tiene la virtud de poner la Red y el lector por delante.

Pero lo mejor es que lo lean ustedes completo en su blog. Y que aprovechen la visita para saborear algunos de sus relatos.

4 comentarios:

Fran Ontanaya dijo...

Gracias por la mención.

No querría dar la impresión de que pinto un cisma maniqueo. Es perfectamente legítimo y no necesariamente malintencionado usar márketing para los fines de cualquier editorial. Sin embargo, sería un poco tonto que se confundiera una estrategia de márketing, que funciona mientras se cumplan unas condiciones, con un cambio fundamental en la esencia del libro.

Antes incluir imágenes y letras con un CD era un «enhancement», y ahora esos aumentos se descargan de la red y no acompañan al mp3.

Tirant al cap dijo...

¡Gracias por la recomendación!

Carlia dijo...

Gracias por compartir la información.

diariodeuntraderenamorado dijo...

Desconozco las prácticas perversas de las editoriales, pero lo que si conozco es que hay demasiado autor en todo genero que vagando por internet a la caza de lectores, eso lo aplaudo y creo que a la final ese es el deseo de un escritor, hallar su publico y que lo lean más allá del lucro que pueda obtener.