miércoles, 18 de julio de 2012

El precio fijo, el IVA y el vacío legal de los ebooks

¿Son editores quienes, como Intangible, Musa a la 9 o Sin errata, solo publican en digital? Todo parece indicar que sí. La paradoja es que lo que editan no son libros, aunque estén sujetos a la ley del precio fijo que, en España, solo afecta a esas mercancías que juntan palabras en una unidad discreta de sentido.

Las leyes y las normas de la Unión Europea están jerárquicamente por encima de las normas y leyes de los Estados nacionales, que deben ajustarse a ellas. Y para la UE, estos editores en realidad "editan" servicios. ¿Se puede editar un servicio? Todo parece indicar que no.

¿Qué son, entonces, estos editores de ebooks en términos europeos? Nadie tiene la respuesta, porque viven en un vacío legal, montados a un toro bravo a quien nadie se atrevido a tomar por las astas. Porque los ebooks, como bien argumenta Baldur Bjarnason en su muy recomendable blog, tampoco son software.

Y para seguir con paradojas que es necesario desentrañar si se quiere, como ha manifestado el ministro José Ignacio Wert, que la industria editorial española centre su futuro desarrollo en lo digital, cabe preguntarse, en términos europeos, ¿cómo se reglamenta la propiedad intelectual de un servicio?

La subida indiscriminada del IVA que el 11 de julio anunció el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, a los bienes culturales con excepción de los libros impresos, ha puesto al rojo vivo todas estas contradicciones. Ninguna industria puede prosperar en el vacío legal. Ni los editores nativos digitales lograrán ser escuchados a menos que se reúnan formalmente en una asociación con personaría jurídica que haga oír su voz ante a la FGEE y la Comisión Europea, por muchas desconfianzas que esas instituciones les merezcan.

Creo que, a esta altura del partido, todos sabemos que en cuestiones "europeas", para lograr algo de luz sobre el laberinto que ha creado una sobrelegislación que convierte a la ley en parodia, lo mejor es mirar qué está haciendo Alemania. Nadie mejor que los españoles ha sentido esta realidad en carne propia, estampada como un hierro candente.

Pues bien, en Alemania, como bien señala Arantxa Mellado en su post del 17 de julio pasado, los ebooks no son libros, porque no están protegidos por la ley del precio fijo que el poderoso lobby de libreros alemanes hace mantener a rajatabla. Los ebooks alemanes son servicios, a los que se les carga un IVA del 19 % y, como tales servicios, su precio está liberado a las fuerzas de "los mercados". Leáse, los intereses de los poderosos e-tailers que no hace falta nombrar.

¿Están dispuestos los editores españoles (y aquí incluyo no solo a los nativos digitales, sino también a editores tradicionales que, como B de Books o Barcelona eBooks, se han lanzado sin prejuicios a ambiciosas aventuras digitales) a seguir viviendo en un vacío legal que les promete ser asimilados a la realidad alemana en cualquier momento y cuando presentar batalla sea ya inútil, como les sucedió a todos los ciudadanos del reino con el "rescate" y la "intervención"?

Por este vacío legal se puede colar cualquier cosa. No es mi intención discutir aquí qué es mejor, sino que el sector tiene el derecho y la obligación de influir en que esa cosa cualquiera no se cuele en su perjuicio a causa de su inacción. Porque, despertemos, la única que en este momento se ajusta a derecho en materia de ebooks es Alemania.

Tal vez sea un buen momento para organizarse, para conocer a fondo la legislación contradictoria que los afecta y hacer también lobby, como se hace por el libro impreso o por la banca de inversión. La dimensión económica de la edición digital no promete que la batalla sea fácil, pero el momento es propicio. Como bien señala Txetxu Barandarián, en materia de IVA no todos los responsables de Cultura en el gobierno piensan igual. Habrá que aprovechar esa fractura antes de que el azoramiento haya pasado y vuelvan a cerrar filas.

Este mío es un post urgente y pretende que en los comentarios se vaya ejercitando la voz con la cual dirigirse a instituciones, autoridades locales y autoridades europeas. Mi deseo es que de aquí surja algo que permita cambiar la realidad, para que dejemos de ser el sector de la eterna queja. Mi intención, recoger todas esas opiniones en un largo artículo en Publishing Perspectives que internacionalice las preocupaciones de los editores digitales de España.

Para la reflexión, copio aquí el muy útil cuadro elaborado por Actualidad Editorial.


Todos los comentarios son bienvenidos.


24 comentarios:

Alejandro Perez-Prat dijo...

Gracias por el post, Julieta. Muy esclarecedor. Hay muchas cosas que decir sobre esta cuestión, ya irán saliendo. En principio solo quiero presentarme y ofrecer mi colaboración. Soy Alejandro Pérez-Prat, director editorial de Literaturas Com Libros, solo editamos ebooks. Opino, como Julieta, que el primer paso sería constituirnos como Asociación... yo ofrezco mi ayuda en esa posible constitución.

Julieta Lionetti dijo...

En conversación sostenida en Twitter, Javier Prenafeta, conocido abogado especialista en derecho IT, nos señalaba a Alejandro Perez-Prat, a José Antonio Millán y a mí que no estaríamos ante un vacío legal sino ante una contradicción (que, supongo, de alguna manera tendrá que resolverse, pues no veo cómo se puede desarrollar un mercado --el de los ebooks-- en una situación de diferendo.

Copio y pego aquí el link a una consulta a Hacienda que Javier nos ha facilitado en Twitter, para que se lea y cada cual saque sus conclusiones.

[http://petete.meh.es/Scripts/know3.exe/tributos/CONSUVIN/texto.htm?Consulta=bienes+tan&Pos=7770]

¿Estamos ante una paradoja legal? Según Prenafeta, tal vez: "mismo bien, distinta tributación según canal de venta".

A mi lego entender, esto no es una paradoja legal sino una alegalidad. Lo que tributa son los bienes, no los canales en los que se venden.

Amalia López, sinerrata editores dijo...

Julieta, en primer lugar darte las gracias por una entrada tan sensata, urgente y necesaria a cuenta del estado "alegal", o incoherente desde el punto legal, del libro electrónico en España. Tu voz se escucha con atención en el sector editorial y eso es algo de lo que nos aprovechamos (en sentido positivo) los que no nos hemos ganado aún ese privilegio, si es que alguna vez llagamos a hacerlo.

Desde mi punto de vista, quizás un tanto derrotista, la cuestión no tiene salida fácil. Por un lado nos enfrentamos al ente europeo que ya ha enmendado la plana a Francia y Luxemburgo por bajar el IVA de los ebooks por su cuenta y riesgo y que, creo, no va a hacer mucho caso a peticiones que vengan de niveles inferiores a los propios estados. Y por el otro, tenemos un gobierno con prioridades muy alejadas de la cultura en general y el libro electrónico en particular, como acaba de demostrar, como para que se tome interés en ir a Bruselas con el IVA reducido para el ebook o lo saque del sistema de precio fijo. Como bien dices, haría falta una asociación fuerte que pudiera llevar este tema hasta las últimas consecuencias, pero siendo realistas, la edición digital aún sigue siendo un mercado minoritario tanto en facturación como en intenciones y la FGEE, frotándose aún las manos por haber mantenido el 4% para lo que aún les da de comer, mucho me temo que ahí se va a quedar.

Y dicho esto, dispuestos estamos para seguir el debate y tomar las acciones que se consideren oportunas. Mi problema es que ahora mismo no tengo claro cuáles son.

José Antonio Millán dijo...

Creo que una cuestión que está complicando las cosas son las apps. Porque un ePub descargado de una Web está más cerca de un libro que una app, pero conceptual o legalmente deben estar asimilándolos ambos a la misma categoría...

Julieta Lionetti dijo...

Sigo transcribiendo las conversaciones con Javier Prenafeta (@javierprenafeta)en Twitter, para instrucción de todos nosotros:

1. Javier confirma que los únicos bienes que tienen esta tributación diferenciada por canales son los libros, los periódicos y las revistas. Yo lo llamé una "anomálía" y él me respondió que era, sencillamente, un "despropósito".

2. "...Es algo muy criticado pero hasta que Europa no mueva ficha España se hace la loca."

3. "también me co[n]sta que hay editoriales que directamente aplican el tipo reducido y cruzan los dedos."

¿Alguien podría confirmar si hay editoriales que estén aplicando el IVA reducido en España?

Obviamente, el IVA de los ebooks no se sostiene desde el punto de vista legal. Hay allí una brecha que se podría utilizar para pedir acción de parte de instituciones como la FGEE.

Julieta Lionetti dijo...

Más comentarios utilísimos de Javier Prenafeta, todos en Twitter.

A su criterio, el lugar adonde hay que dirigirse es el Parlamento europeo:

"entiendo que lo mejor sería una petición al Parlamento Europeo (https://t.co/gNsNisbx)", dice Prenafeta.

Julieta Lionetti dijo...

Más textuales de Javier Prenafeta, vía Twitter:

"Seguro tendría apoyo, los editores de toda Europa están igual."

Alejandro Perez-Prat dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Alejandro Perez-Prat dijo...

Aunque soy bastante derrotista como Amalia, parece que con vuestras aportaciones empiezo a ver un poco de luz y entender un poco mejor hacia dónde debemos ir.
Con respecto a lo de que algunas editoriales estén aplicando el IVA reducido a las bravas que se comenta, desde mi propia experiencia os cuento que eso solo sería posible si vendes los ebooks desde tu propia web o eres el dueño de la plataforma. Todas las grandes plataformas españolas incluyen el IVA correspondiente en sus precios, quiero decir, o les facilitas tu el precio sin IVA o ellos lo calculan.
Lo de Amazon y Apple ya es otro mundo que daría para varios posts... Apple sólo te permite elegir determinados tramos de precios (no el que tu quieras) y Amazon le suma al precio que pones el iva corrrespondiente al territorio donde esté “domicialida” su tienda. Por ejemplo Amazon.es no está domiciliada en España sino en Luxemburgo, a tu precio sin iva en este caso ellos le suman el iva de Luxemburgo, un 3%, con lo cual te encuentras con que un mismo ebook cuyo precio sin iva es 1 euro, en tu web lo tengas que vender a 1,18 euros, pero en Amazon.es se pueda comprar por 1,3 euros. Eso, si quieres respetar el precio fijo.

Julieta Lionetti dijo...

Lo de Luxemburgo se le acabará a Amazon en 2015. Según la directiva europea, a partir de ese año, los bienes adquiridos tributarán según la legislación del país donde está el comprador y no según el derecho territorial que afecte al vendedor.

Hasta el 2015, sin embargo, mucha agua correrá por debajo y por encima de los puentes.

Creo que es interesante indagar un poco más en lo que dice José Antonio Millán acerca de la confusión entre apps e ebooks. Porque si bien es perfectamente defendible que un ePub no es software, una app sí lo es. La asimilación del uno a la otra no es conveniente, no solo desde el punto de vista legal (agrego). Apple lo tiene clarísimo en su diferenciación entre el iBookstore y el mercado de apps.

¿Algún voluntario para investigar lo del Parlamento europeo?

Alejandro Perez-Prat dijo...

Quiero decir a 1,03 euros...

Anónimo dijo...

Añado un tema, que no sé si viene al caso. Si el libro electrónico tributa como un servicio, nadie nos puede obligar a mantener un precio fijo. ¿Quién me va a denunciar por no cumplir la ley del libro si yo estoy vendiendo un servicio?

Jorge

Alejandro Pérez-Prat dijo...

Voy a investigar un poco mejor lo de la Petición al Parlamento Europeo y os cuento.

Greta Lismán (Talismán E-Books, en constitución) dijo...

Gracias por este post, a los que empezamos en esto nos interesa conocer cualquier novedad o debate relacionado, para aprender poco a poco y para ir tomando decisiones. Yo solo soy de momento emprendedora pero mi proyecto es para editar también 100% en digital directamente. Llevo dos años siguiendo la actividad (@gretalisman) y solo podré hablar de la experiencia práctica cuando constituya mi e-ditorial, pero creo capital el tema de la unión hace la fuerza y de la inteligencia colectiva, por eso creo que hay que constituir dicha asociación y compartir dudas y aportar soluciones comunes. Por favor, contad conmigo para lo que sea. Tengo experiencia en constitución de asociaciones, gestión integral de las mismas y dos idiomas, por si hay que conectar con el sector del resto de Europa y USA, que quizás ya han pasado por esto antes que nosotros...saludo y no decaigamos, que el nacimiento de este sector es de lo mejorcito que le puede pasar a este país

Amalia López, sinerrata editories dijo...

Voluntaria para mirarme lo del Parlamento Europeo que dice Javier Prenafeta. Ya os cuento lo que pueda sacar en claro.

Amalia, sinerrata editores dijo...

Que me corrija Alejandro si me he perdido algo o no lo he entendido bien, pero el formulario de petición al Parlamento Europeo parace bastante simple. Se tiene que hacer de forma nominal aunque es posible indicar el nombre de una asociación. Y, por supuesto, hay que especificar el título de la petición y añadir el texto.

La página de ayuda es bastante detallada y explica razonablemente bien el proceso (http://www.europarl.europa.eu/aboutparliament/es/00533cec74/Petitions.html). Según dicen ahí mismo, la petición se admitirá si pertenece al ámbito de actividades de la Unión Europea, que es el caso si tiene que ver con el IVA de los ebooks (no estoy tan segura respecto al tema del precio fijo).

Julieta Lionetti dijo...

El precio fijo no pertenece al ámbito del Parlamento europeo. Se establece según las distintas legislaciones de los estados nacionales, que pueden derogarlo o introducirlo sin consulta con los organismos europeos.

Tengo que buscar en la memoria de mis bookmarks --que se va haciendo tan nebulosa como la humana que me acompaña-- un antecedente que, sin embargo, es interesante analizar para saber qué nos deparará Europa. Y es la investigación que Bruselas llevó a cabo en Francia, en las sedes de varias editoriales (Martinière, Gallimard y Hachette, con seguridad)por una sospecha de cartelización de los precios de los libros. Y esto en un país cuya legislación, desde la ley Lang, impone el precio fijo para ese bien.

Complejo, pero por eso es mejor investigarlo, analizarlo, sacar conclusiones y luego actuar en consecuencia.

Si esperamos sentados en nuestras casas, luego no podremos quejarnos de nada de lo que suceda.

Alejandro Perez-Prat dijo...

Amalia, también lo he chequeado y la Petición sería como dices.
Pero como dice Julieta lo del Precio fijo es cuestión del gobierno de cada estado, así que tenemos dos frentes ditintos.
En la cuestión del IVA (que dependería del PE) me temo que la cosa va a resultar más complicada que dirigir una Petición. Aunque me lo tienen que confirmar (conozco a alguien en la oficina del parlamento europeo al que le estoy consultando y que puede orientarnos al respecto), una petición al PE sirve para denunciar la mala aplicación de legislación existente (no sería el caso... o ¿sí?. Lo que nosotros planteariamos es enmendar la legislación. Esto es competencia de la Comisión Europea, en primer lugar y, luego, del Parlamento y del Consejo, como legisladores. Habría que dirigirse a la comisión parlamentaria correspondiente para que presionaran... De todas formas esto me lo tienen que confirmar, ya os contaré...

Amalia, sinerrata editores dijo...

Alejandro, según la información que ellos mismos dan (en el enlace que os puse en mi comentario anterior), "Una petición puede consistir en una queja o en una solicitud y puede estar relacionada con asuntos de interés público o privado". En este caso podría tratarse de solicitar que el ebook fuera tratado como el libro impreso en cuanto a legislación y fiscalidad, por ejemplo. En todo caso esperemos a ver qué dice tu contacto.

Alejandro Perez-Prat dijo...

Si llevas razón Amalia. Aún así quizá deberíamos intentarlo por varios frentes... a ver que me contestan.

Alejandro Perez-Prat dijo...

Bueno, pues seguimos con el tema. Me confirman desde la propia secretaría de la Comision de Peticiones del PE que legalmente podemos hacer la Petición (via formulario) pero tiene pocas posibilidades porque el tema IVA es competencia nacional, no de la UE. pero por intentarlo... (aquí está la cuestión y el origen del problema ya que aunque cada estado decida el porcentaje, ese porcentaje se debe aplicar siguiendo los criterios de una Directiva Comunitaria). En este artículo queda bien claro:
http://www.elderecho.com/www-elderecho-com/necesidad-revisar-IVA-aplicable-electronico_11_423805001.html
Nos aconsejan que nos pongamos en contacto con los diputados de las comisiones de cultura y/o presupuestos, incluso nos recomiendan que sondeemos a dichas comisiones ellos antes de lanzar la Petición.
Va a ser complicadilla la cosa. Si tuvieramos el apoyo de más editoriales y/o editores podríamos establecer un equipo de trabajo y adjudicar y distribuir tareas en base al procedimiento que vayamos a seguir.
No se si servirá de mucho, pero he creado una página en Google Plus (imagino que ya la habréis visto):
https://plus.google.com/u/1/b/112746368078084075784/112746368078084075784/posts/p/pub
También he remozado una página de Facebook y una cuenta en Twitter con el fin de aglutinar contactos y apoyos y facilitar la comunicación:
https://www.facebook.com/aperezprat#!/pages/Editores-Digitales/159600917109
http://twitter.com/editordigital

Antonio.Adsuar dijo...

Saludos a todos,

Encuentro el debate muy interesante. Es curioso que todos los sectores de la cultura haya sufrido una subida del IVA y el libro impreso siga al 4%.

Que el PP haya eliminado la dirección general del libro y haya llevado sus competencias a industrias culturales es significativo también.

Recientemente asistí a un curso del libro 2.0 en la UPF y allí se dijo claramente que las grandes editoriales apoyarían a los libreros y al libro impreso mientras colocar el papel fuera la clave del negocio.

En España parece necesario que la digitalización la impulsen las PYMES, ya que los grandes perfieren comandar el proceso y, actualmente, esto pasa por retrasarlo.

En el actual marco europeo parece fundamental, tal y como estáis indicando, buscar actores de otros países que quieran promover la digitalización. Ánimo en la tarea!

Anónimo dijo...

Agradecería muchísimo que este articulo estuviera en pdf. La verdad, disfrutaría leyéndolo y referenciándolo, porque es un muy buen trabajo. Suficientemente bueno para sacar de él un par de citas con sustancia y rotundidad.
Este tipo de post nos recuerdan que la blogosfera es un lugar para compartir y nutrir de conocimientos al resto, donde los buenos textos existen y pueden atrapan nuestro interés profesional (y no solo de esparcimiento).
Felicidades a la autora. Y, si me hace el favor de convertirlo en pdf, por favor, que me avise por twitter (@jesrest)
Personalmente, me niego a llamar a un documento digital por el nombre de "libro"; ni siquiera estoy seguro que de que cumpla con la denominación de "e-book"; la forma en que "leemos" frente a una pantalla no es la misma que cuando cogemos un libro en papel. Considero que aún debe evolucionar la mentalidad, principalmente porque lo digital (e internet) viene de la mano con la noción de "contenidos gratuitos".

Oscar Calavia dijo...

Estimada Julieta

Escojo esta vía, no muy apropiada. porque es la primera que tengo a mano. Hará casi 25 años, y trabajando en Muchnik, rechazó usted una colección de cuentos eróticos que le envié (finalista inédito de La Sonrisa Vertical). En una carta muy simpática, escrita a máquina, me elogió la "fresca aunque barroca imaginación" y la vocación narrativa, y me dijo que, aunque los relatos eróticos no tuviesen cabida en la editora, si yo escribiese una novela le gustaría verla. Comprendo que es un poco tarde, y no sé si entre sus ocupaciones de ahora está esa de ver inéditos, pero tengo la novela. Si acaso continúa dispuesta a mirarla se lo agradezco.

Cordialmente, desde Brasil

Oscar Calavia