miércoles, 13 de julio de 2011

Casa del Libro abjura del DRM

(cc) Toni Lozano

    El pasado 24 de marzo, Enrique Dans publicaba en su blog el relato pormenorizado de su frustrado intento de compra de un ebook en Casa del Libro, que cerraba con esta frase: "Con tu actitud y tu DRM te lo comas". Ese texto, convenientemente apaisado y subrayado, forma parte de la quinta diapositiva de la presentación con la que Casa del Libro trata en estos días de reclutar editores para su plataforma de ecommerce, a la que rebautiza ecosistema de lectura.

    A un año del lanzamiento oficial de Libranda, Casa del Libro, que es una de sus librerías asociadas, reconoce en esta presentación que han sido responsables de la mala experiencia de compra de sus clientes y Enrique Dans les sirve como testigo de cargo de esas penurias. El DRM de Adobe, adoptado por Libranda e impuesto a todos los editores y libreros que se unan a la plataforma de distribución española, resulta imputado con semiplena prueba y, como tal, se lo elimina del nuevo proyecto. En él, Casa del Libro se propone como la chumacera alrededor de la cual girarán todos los ejes del universo libro en español. Los "especialistas" capaces de articular el cambio de paradigma. Libro nuevo, libro usado, impresión bajo demanda y ebooks serán las aspas del molino que moverá las aguas.

    La demolición de ADE y el DRM en lo que respecta a los ebooks es tan minuciosa y contundente que uno se pregunta qué argumentos le deja Casa del Libro a Libranda para seguir proponiendo su fórmula al resto de los libreros asociados, esos que no cuentan con Planeta como accionista mayoritario y no se pueden permitir inversiones descabelladas en el desarrollo de un motor de lectura (o ecosistema) que permita experiencias de compra y de lectura no traumáticas.

    UNA ESTRATEGIA NUEVA

    Que pasa, obviamente, por la nube. Un motor de lectura que permita acceder a los libros online y offline. Tanto en formato ePub como en .pdf. En cualquier dispositivo. ¿Les suena familiar? Compra con un solo click, sin necesidad del doble registro al que se verá obligado el resto de libreros que trabaje con Libranda y el DRM de Adobe. Sincronización del punto de lectura en todos los dispositivos; posibilidad de anotaciones y subrayados. Lectura social, faltaría más, y el consiguiente informe sobre los hábitos de los lectores, un servicio que ninguna otra librería española podrá dar a los editores, a menos que hayan licenciado The Copia. Y como yo me lo guiso y me lo como, integración con la comunidad de lectores de Libro de Arena, propiedad de Casa del Libro. Una comunidad bastante magra y poco espontánea, de momento.

    La seguridad de los contenidos bajo copyright se cifra en SSL, que la presentación describe así: "proceso altamente complejo para descifrar. Disuasorio para aquellos 'no piratas' y para los que lo son lo seguirán cogiendo de la red" [textual, amigo lector, pero el énfasis es mío]. Para poner de relieve la importancia de la cadena de librerías, una afirmación desconcertante: "venta de ebooks en el canal físico mediante tarjetas descargas". ¿En qué quedamos? Y por prometer, que no quede: la misma experiencia de lectura con ePub y con .pdf, de manera que el editor no tenga que gastar en conversiones y ponga a disposición cuantos fondos pueda, en el menor tiempo posible.

    ¿Desde dónde se harán efectivas todas estas funciones? La presentación no lo aclara, pero es de suponer que se tratará de una webapp, lo que preanuncia serios problemas de gestión desde dispositivos móviles como los teléfonos inteligentes, por ejemplo. Y una pregunta que no parecen plantearse, ¿cómo accede a ella un lector cuyo dispositivo no tenga incorporado un navegador, por rudimentario que sea? Aunque puedo equivocarme y sea que, en realidad, Casa del Libro esté embarcada en el desarrollo de un motor de lectura basado en HTML5, en cuyo caso debería al menos mencionar las futuras apps para sistemas operativos como Android, iOS o RIM. En el contexto de esta presentación, la frase acuñada por Arthur C. Clarke se invierte y la magia se hace indistinguible de la tecnología. Especialmente cuando se trata de evangelizar a editores a quienes se les supone una supina ignorancia digital.

    El tono es urgente, casi acuciante. Tanto así que se tragan las palabras ¿Será porque le han visto las orejas al lobo? A juzgar por esta frase, que copio textualmente, parece que sí:
    Primer actor nacional que apuesta los ebooks. Evitar todo el peso de las ventas caiga en pocos actores internacionales (Amazon, Apple, Google).
    Bienvenida la inciativa. Ahora bien, ¿no sería conveniente empezar a hacer las cosas bien para ser realmente competitivos? Empezando por encargar también las presentaciones a profesionales.

    Y un consejo: si en estos momentos todavía fuera la dueña de una editorial, suspendería la firma de cualquier tipo de contrato en exclusividad con cualquier actor de la distribución digital que viniera a exigírmelo. Mejor quedar a la intemperie que dentro de una cárcel de adobe.

    37 comentarios:

    David Soler dijo...

    A ver... necesito un rato para digerir esto.
    La idea genial, la alabo. Es lo que muchos hace tiempo que venimos defendiendo: el DRM no sirve para nada y solo la lía, así que eliminalo. Bien por ese lado, pero..

    No entiendo algunas cosas:
    ¿Casa del Libro no tiene como único accionista al Grupo Planeta cuyos ejecutivos defienden el DRM y demonizan al ebook y la pirateria?
    Esto, y menos con el grado de tecnologia que comentas, no se improvisa en dos días ¿para que firmaron con Libranda?
    O si lo han improvisado ¿de verdad pensaron hace un año que Amazon o Google nunca llegarían por aquí?
    ¿En que situación queda Libranda ahora? o ¿se la saltarán?
    ¿Esto no lo decidían los autores y editores y los distribuidores y librerías no tenían ni voz de voto?

    No entiendo el movimiento... o para entender tengo que ponerme en modo #pensandomal

    Nota: el post de Dans es de risa... usted me disculpe. Lo escribe como si fuera una novedad para él cuando sabe perfectamente como funciona todo el proceso que, para más inri, es autor de la casa. A ver si al final resultará que todo era una estrategia montada a varias bandas con Dans de Actor Principal. A estas alturas me lo creo todo.

    editora con carrito dijo...

    A mí me pasa como a David, que no entiendo si Planeta está jugando a ser bicéfala o si tiene de repente un brote de esquizofrenia... no sé, lo primero que he pensado ha sido justo eso: "¿pero Casa del Libro no es de Planeta?".

    Por otro lado, cuando dices "El DRM de Adobe, adoptado por Libranda e impuesto a todos los editores y libreros que se unan a la plataforma de distribución española" hasta donde yo sé, no es cierto, puesto que el DRM no lo adopta ni impone Libranda, sino que lo ofrece como un servicio más a las editoriales que sí lo adoptan e imponen. De hecho el libro "Todo va a cambiar" de Enrique Dans, está editado por Planeta, distribuido por Libranda y NO tiene DRM, por expreso deseo de Dans (y eso que en general Planeta sí adopta el DRM para todos sus libros).

    Pero, volviendo al titular de este post, ¿significa esto que de repente Planeta dejará de poner DRM en todos sus libros y los venderá exclusivamente a través de Casa del Libro? Y esto nos lleva de vuelta a Libranda, ya que lo primero que nos puede hacer pensar la noticia es que Casa del Libro deja de lado a Libranda, pero en realidad, si lo pensamos bien, todo queda en casa y la cadena puede seguir siguiendo la siguiente: Planeta (y otras) edita --> Libranda distribuye a Casa del Libro (sin DRM, eso sí) --> y Casa del Libro vende al lector final. O sea, que lo único que cambia (que ojo, ya es mucho) es el tema del DRM.

    Lo que no entiendo es que Casa del Libro busque editores por su cuenta para unirse a su iniciativa (con el esquema anterior podría contar con los que ya están en Libranda y dejar ese trabajo a la distribuidora). ¿Será que es una especie de estrategia para "ir de buenos" y captar también a los que desconfían de Libranda? Así Casa del Libro, como tienda, podría hacerse con un catálogo mucho más amplio que el resto de sus competidoras.

    En fin, dará qué hablar este tema...

    Juan Luis Chulilla dijo...

    No pillo la seguridad de las copias locales. SSL? Eso es un protocolo de transmisión. Por no hablar de que, efectivamente, no se entiende con qué ereaders va a ser compatible el ebook que compres.

    libros y librerias dijo...

    Pateando el tarro...(úsese en acepciones no-ofensivas)
    Usando un símil de reciente incorporación, diría que parece un Libranda Plus, claro, por invitación reservada, administrada por esos traviesos niños que juegan a la ronda y no dejan entrar a nadie, salvo que traiga un juguete más lindo.
    Supongo que no renuncian a Libranda, uno u otro lo usan como banco de prueba.
    Dejan en evidencia a sus socios, el sistema no funciona bien, no vende o es caro de mantener (para corporativos propósitos).
    Y si entraron en pánico, por recientes desembarcos, siempre es mejor que apliquen experiencias del inglés, que del francés o el mismo castizo español...

    Julieta Lionetti dijo...

    @editora con carrito
    Sabía que la linea sobre la obligación del DRM de Adobe traería aclaraciones y descargos. Sin embargo, es estrictamente cierto que Libranda *impone* el DRM de Adobe a sus clientes, porque es el único que ofrece. Esto es, o DRM de Adobe o sin DRM. No todos los editores están preparados para salir a pelo a Internet, por tanto, el DRM de Adobe y todos sus inconvenientes son una imposición de Libranda a quien quiera cifrar sus libros para la venta online.

    Julieta Lionetti dijo...

    @Juan Luis Chullilla
    Nadie las pesca, Juan Luis, porque son impescables. La cantidad de contradicciones técnicas que tiene esta presentación es pavorosa.

    Julieta Lionetti dijo...

    @David Soler y @editora con carrito
    Si yo no tuviera que ganarme la vida --y tengo siete-- respondería a muchas de vuestras dudas.
    Lo dejaré para otro post, pero en mi blog de ficciones. Nadie me podrá pedir cuentas por una buena trama policial. ;)

    Juan Luis Chulilla dijo...

    Lo de SSL no es una contradicción, es una errata. Es un protocolo de seguridad para transmisiones, no para almacenamiento.

    Apuesto 2 euros (que no se diga!) por el resultado de una lucha interdepartamental salpimentada por un inopinado comité técnico

    editora con carrito dijo...

    Un matiz a esta frase de mi comentario anterior: "¿significa esto que de repente Planeta dejará de poner DRM en todos sus libros y los venderá EXCLUSIVAMENTE a través de Casa del Libro?"

    Si eso sucediera, Casa del Libro estará rompiendo las condiciones de Libranda (porque Casa del Libro es una librería asociada a Libranda, y los libros que entran en Libranda se distribuyen en TODAS sus librerías asociadas -precisamente es la gracia del asunto- no en una sola).

    Así que lo siguiente que se me ocurre pensar es que Casa del Libro piensa que su experiencia de compra y lectura va a ser tan buena, que da igual no tener la exclusiva, y que no pasa nada si otras pequeñas librerías -gracias a Libranda- también distribuyen esos libros, porque al final los lectores comprarán donde les sea más fácil. De esta manera, podrían coexistir en perfecta conviviencia ese "ecosistema de lectura" que plantea Casa del Libro, y Libranda.

    Lo que me gustaría ver a mí de verdad (y esto ya es pura deformación profesional, ya que me paso el día analizando, mejorando o creando interficies de usuario y procesos web) es ese ecosistema, porque una buena experiencia de usuario, o se prepara con tiempo y conceptualizándola bien desde el principio, o no es una buena experiencia (y este anuncio así tan repentino no suena a que hayan estado pensando con tiempo las cosas, aunque ojalá me equivoque).

    Julieta Lionetti dijo...

    @Juan Luis Chulilla
    No es errata. Es contradicción, como tantas otras que he encontrado. Y sí, el comité técnico es muy, pero muy inopinado.

    editora con carrito dijo...

    Oh, Julieta, por favor, escribe una novela de intriga entera, que material no te falta... !yo te la publico! :) (y luego la vendemos en la Casa del Libro con esa fantástica experiencia de usuario que prometen, jejeje)

    Julieta Lionetti dijo...

    @editora con carrito
    Una pista: la exclusiva no la está pidiendo Casa del Libro.

    editora con carrito dijo...

    @julieta

    A ver, ya, la exclusividad la pide Libranda, para defender sus intereses. Pero esta exclusividad (siempre hasta donde yo sé) se refiere a que si tienes un título en la distribuidora Libranda, no lo tengas también en otra distribuidora. También se refiere a que no puedes ir y llegar a un acuerdo por tu cuenta con una de las librerías asociadas en Libranda -porque para eso está la distribuidora y sus acuerdos marco y bla bla bla-.

    Sin embargo, esa exclusividad (que siempre es de título y no de catálogo entero y ese matiz es muy importante) no impide que yo como editora asociada a Libranda negocie por mi cuenta con una librería N que no está en la red de Libranda.

    Al mismo tiempo, como editora no asociada a Libranda yo también podría ir por mi cuenta y hablar con una librería que pertenece a su red, y llegar a algún acuerdo fuera de la distribuidora, pero es cierto que lo tendría más complicado, porque eso de ir con el carrito por ahí (físico o digital) sin tener distribuidora oficial a las librerías no les gusta demasiado, les complica mucho las cosas (es difícil pero no imposible).

    Por eso comentaba yo que mi duda principal con Casa del Libro es si seguirá estando en la red de Libranda o no, y si lo sigue estando si aprovechará el doble juego de vender todos los títulos distribuidos por Libranda, más los de los editores que no están con Libranda (ni ninguna otra distribuidora), a los que recibirá como librería (y no como distribuidora) con los brazos abiertos.

    Igualmente, ¡qué fantástica novela de intriga nos estamos perdiendo!... si hace falta monto un crowdsourcing (que está de moda) para financiarte y que la escribas ;)

    Julieta Lionetti dijo...

    @editora con carrito
    Bien pensado, mi querido Watson.

    Jaume dijo...

    Se me plantea una duda existencial al respecto: Casa del Libro, o sea Planeta, es el principal editor que diseñó Libranda, no veo por donde pillar el asunto.

    A no ser que como Planeta vende menos que RHM en digital, esten pensando en finiquitar Libranda. Ahora mismo RHM vende más que Planeta en digital, al revés que en Papel...

    Julieta Lionetti dijo...

    @Jaume
    Vamos por partes.
    Primero, las cosas que más llaman la atención:
    1. Aunque con afirmaciones ridículas, la lectura en la nube que proponen está calcada del modelo de Google eBooks, a pocos meses del desembarco de Google eBooks en España.
    2. El modelo one click, copiado de Amazon, cuyo desembarco también es inminente.
    3. Enrique Dans escribe un post, algo tardío y muy indignado, que es un negativo de la foto del *ecosistema* y su argumentación pública.
    4. Todas las afirmaciones tecnológicas que se hacen en el PowerPoint de Casa del Libro son ridículas, traídas por los pelos o repetidas de oídas.
    5. Sumado a esto, la pobrísima redacción y factura grafica, hace que uno vea cierta agitación, cierta premura acuciante.
    6. Casa del Libro no tiene premuras digitales, porque la pasta está en la pasta de papel.

    Ahora, el contexto:
    1. Los editores no están firmando con Libranda.
    2. Libranda recibe a los representantes de los retailers *internacionales* y tiene lo que tiene para ofrecer.
    3. Los retailers están abordando a los editores por su lado, saltándose a Libranda (aunque tampoco consiguen mucho).
    4. Libranda está presionando con bastante descaro a editores medianos y demás.
    5. Libranda tiene premuras digitales, porque hay mucha pasta en juego y no es de papel.

    Síntesis:
    ¿Y si a algún listillo de márketing se le ocurrió agitar un poco las aguas y a río revuelto...etc., y recibió el beneplácito de algún CEO que prefiere dispararse en un pie antes de que le disparen en la cabeza?

    Todo esto no son más que hipótesis delirantes dictadas por la fiebre que me aqueja.

    Julieta Lionetti dijo...

    Y por si hay algún editor entre los lectores, repito mi consejo: no firmaría exclusividades con nadie en este momento. Mucho menos si me las exigen con prisas.
    El ebook está en pañales en todas partes y especialmente en España. Nadie se quedará fuera de nada por no ponerse una soga al cuello en este momento.
    Y a los directores financieros asustados, que repitan conmigo que no hay nada mejor que repartir el riesgo.

    Julieta Lionetti dijo...

    Se me olvidó otro increíble lema, la "lectura social", que anda en el aire, gracias a tecnologías como la de The Copia o el ReadingLife, de Kobo. La proponen, pero después todo se queda en la comunidad de lectores (si los hay)de Libro de Arena. Un remedo de Goodreads o de Entrelectores, con una UI pésima y casi ninguna actividad.
    Si esto terminará siendo un rejunte de frases oídas al pasar por algún ejecutivo de márketing.

    Jorge dijo...

    Hasta donde sé, Casa del Libro no dejará de estar en la red de librerías de Libranda. Tan sólo pasará a ser de un tipo de librerías, de aquellas que "tienen su propio archivo", un canal similar al de Amazon, por ejemplo.
    El problema que se encuentra Libranda es que las editoriales para suministrar contenidos a ese canal no necesitan de Libranda, porque les es suficiente con dar el archivo a esas Librerías (Amazon y ahora, en septiembre, Casa del Libro). Pero ahí Libranda pierde dinero, por eso está presionando de manera poco caballerosa a los editores que ya tiene firmados para que firmen un nuevo contrato, en el que se incluye también la distribución a ese nuevo canal. Es el todo o nada. Estrategia equivocada, porque como afirma Julieta, al día de hoy lo sensato, lo que nos dice el principio de precaución, es que no se puede firmar con nadie ningún tipo de exclusividad en la distribución digital.
    Tampoco pasaría nada porque la editorial que pudiera (grandes) firmara directamente con esos electrones libres, pero a la vez firmara con distribuidora para puntos pequeños. Y que editoriales pequeñas firmaran con distribuidora para todo. Cuantas más opciones haya ¿mejor?

    Jordi Balcells dijo...

    Como usuario avanzado, prefiero un DRM (ADEPT, Amazon o lo que sea), que para eso puede desactivarse y convertir el ebook a otro formato o editarlo para resolver erratas. Pero entiendo que una solución en la nube sería más transparente para el usuario medio.

    Un proyecto muy ambicioso, ¿habrán preguntado ya por cuánto les puede salir tal plataforma? Por no decir que les haría falta sacar un ereader hipersubvencionado compatible con este tinglado. No sé, parecen haber mezclado ideas de la competencia (Google, Amazon) sin saber muy bien dónde se están metiendo.

    De esta, o pillan casi todo el mercado español, o se hunden miserablemente. Buena suerte, les va a hacer falta.

    Anónimo dijo...

    Julieta :

    Algunos desde nuestro ostracismo no sabemos si reir o llorar o dedicarnos a la ficción directamente porque trama sobra y el talento parece que se copia...copiad, malditos...

    David Soler dijo...

    A mi todo esto de la tecnología y la lectura social me parece que en sí misma no dice nada y no sirve para nada. Si no eres capaz de activar a la gente y motivarla para que participe la Red, cualquier red, no tiene sentido. Y ya puede ser la más chula del mundo.
    Y toda está gente cree que con poner una web más o menos 2.0, subir reseñas y decir "aquí estamos" ya han hecho su trabajo. Pues siento decirles que no. Crear y mantener una comunidad, que es de lo que se trata, cuesta mucho. Y empieza por pensar que lo que hay ahí dentro, lo que le da valor de verdad, son las PERSONAS y hay que tratarlas como tales.

    Perdón por irme del tema. Volviendo a él, solo añadir que muy bien eliminar el DRM, pero ahí no acaba el problema. Sin DRM pero con libros a más de 10 euros seguirán sin vender... o conseguirán solo tirar de unos cuantos a los que no le apetece o no saben buscar por Internet "otras opciones" ;)

    sinerrata dijo...

    Interesantísima entrada, Julieta, y muy interesantes también los comentarios y tus reflexiones a posteriori. Yo tampoco entiendo muy bien el movimiento de Casa del Libro/Planeta, pero quiero ponerme en el lugar del lector, que al fin y al cabo también soy. En primer lugar, incluso. Y es que me gustaría mucho que desde la industria editorial de nuestro país alguien (con capacidad de acción e influencia, se entiende) se pusiera de verdad a pensar en los que realmente les dan el dinero: los lectores. Libranda ya se montó de espaldas a ellos, la parsimonia con las que las editoriales están digitalizando sus contenidos no cuenta con ellos, ni tampoco los precios de los ebooks ni los sistemas de compra.
    Y ahora esta propuesta de Casa del Libro. Fantástica la idea de abjurar del DRM (de Adobe), en principio eso me sugiere un proceso de compra más fácil y rápido. Pero, ¿garantizará este nuevo ecosistema que el libro que compre será mío? ¿Podré leerlo en cualquier dispositivo? Es que todo esto de la lectura en la nube a mí, como lectora-usuaria-cliente, no me convence nada. Si compro el libro lo quiero tener yo, en mi ordenador, mi lector, disco duro, tarjeta de memoria o lapiz USB. Quiero llevarlo, traerlo, prestarlo o borrarlo si decido que una vez leído ya no lo quiero para nada. Nada que no hayan dicho otros muchos lectores por los campos de internet.
    Veremos que pasa con ella, con Libranda y con los gigantes que anuncian su entrada pero que parece que nunca llegan.

    Patricia Arancibia dijo...

    Libranda NO impone el DRM. El DRM lo piden muchos editores. Y Libranda trabaja muy bien con libreros como Barnes & Noble que no usa el DRM de Adobe. Lo mismo será con Amazon.

    Da la impresión que lo que Casa del Libro quiere hacer es trabajar como trabajamos los libreros en EEUU, sin Adobe, sino con DRM social propietario del que el cliente ni se entera que existe y que le permite acceder a su digital library desde cualquier aparato IOS/Mac, Android, PC, RIM, etc., en el acceda a su cuenta con B&N o con Amazon. Es la evolución natural de la librería y funciona muy bien.

    Roger Segú dijo...

    Uau! Esto es una verdadera bomba. De algún modo, es un signo de cambio de tendencia en este país, lo cual venía siendo necesario.

    Pero no creo que el grupo Planeta elimine también el DRM de sus ebooks por descarga, no? Más bien parece que vaya a abrir un modelo de negocio paralelo al actual, en vista de los resultados y en previsión de lo que se les viene encima.

    Hasta ahora el grupo Planeta había afrontado la digitalización del libro en clave de “editorial”, es decir, generando y comercializando contenidos (la que había sido su actividad principal hasta e momento). Desde el momento en el que este grupo empresarial anuncia el lanzamiento de una plataforma de estas características, está redirigiendo su apuesta hacia un rol de plataforma de distribución de contenidos digitales. Y esto no debe extrañar a nadie, ya que plataformas como Google, Amazon o Apple se postulan como los actores sobre los que recaerá un mayor peso en el negocio en un futuro muy próximo.

    Por otro lado, tengo la impresión de que las grandes editoriales españolas se sentirán mucho más cómodas con sistemas en la nube. Si bien se trata una tecnología nueva y puede generar desconfianza, es cierto que acaba con una de las mayores obsesiones de nuestra industria, que es el miedo a poner libros en la red en forma de archivos ePub o pdf. Si es algo bastante aceptado que el DRM es prejudicial para el negocio (dificulta la compra, encarece el producto, empobrece la lectura), los grandes editores auspiciados por Libranda no se han decidido aún a prescindir de él. Sin embargo, al mismo tiempo se dan cuenta de que no hay un futuro claro en la venta de libros digitales por descarga con DRM a 10 euros. Así, la apertura de un modelo de venta paralelo basado en la nube puede ser percibido por ciertos sectores como una salida a este enroque.

    Julieta, lo de “dispararse en un pie antes de que le disparen en la cabeza”, me parece una buena metáfora ;-)

    David, creo que das en el clavo con tu análisis de la falta de comunidad 2.0, esto es algo que no se genera en dos días, y podría ser un factor de fracaso si no se trabaja muy bien.

    Julieta Lionetti dijo...

    Querida @Patricia
    Al compartir este post en G+, titulé la entrada "Casa del Libro aspira a ser el Barnes & Noble español. Aunque no se sabe por qué medios".
    Es probable que Casa del Libro se decante por un DRM social, lo que redundaría en beneficios para todos. No se habla de eso en la presentación que hacen a los editores, sino que hay afirmaciones mucho más esotéricas acerca de cifrado SSL, que es un protocolo de trasmisión, y otras descripciones absurdas que os ahorro. El PowerPoint se puede conseguir a través de cualquier amigo editor que lo haya recibido y usarlo para juzgar unas afirmaciones técnicas que distan de ser claras.
    En cuanto a la "obligatoriedad" del DRM de Adobe, haces bien en subrayar que son editores y autores quienes lo piden. Ya, en diálogo con @editora con carrito, quedó aclarado este tema. Es verdad que habría debido decir que el DRM de Adobe es el DRM "por defecto" que se obtiene a través de Libranda. De esa manera habría sido más claro. Pero también es verdad que el pequeño o mediano librero que no puede invertir en el desarrollo de un DRM como el de B&N o el de Amazon, se ve "obligado" a usar esa opción "por defecto".
    A lo que apunta la observación hecha en este post es a que, siendo Planeta accionista único de Casa del Libro y uno de los principales accionistas de Libranda, es al menos digno de atención que, mientras se defiende en público el mantenimiento de la cadena de valor y la inclusión de las librerías en el proyecto Libranda, por otro lado se esté desarrollando un "ecosistema de lectura" que dejará en la lona a cuanta librería independiente esté asociada en Libranda y no pueda pagarse el desarrollo de un "ecosistema de lectura" (o motor de lectura, como prefiero llamarlo yo).
    La impresión que da la presentación con la cual se están dirigiendo a muchos editores que quedan desconcertados y asustados es que se han mezclado conceptos sin mucho tino. Puedo asegurarte que no se habla de ningún tipo de DRM social, como afirmas.
    Ojalá tuviese razón.

    David Soler dijo...

    A mi no deja de sorprenderme que el negocio de para autor, editor, distribuidor y librería online, tenga o no DRM. Que alguien me lo explique, porque no dudo que aún haya margen de contribución unitario positivo pero insuficiente para sostener la estructura. O esa es la impresión que tengo.
    Quitar el DRM mejorará la experiencia de compra, seguro, y quizás consigas convertir más ventas pero ¿serán suficientes?
    A no ser que todo esto sea un movimiento para fagocitarse a Libranda, aumentar la penetración y el share de Casa del Libro y pasar del resto de librerías... no sé, es una idea.

    Pero de verdad que me gustaría que alguien me explicara y me mostrara un escandallo de esos tan chulos que se hacen por ahí. Gracias

    editora con carrito dijo...

    A mí me parece, de todas maneras, una vez visto el Power Point de marras, que todo esto está muy verde y es un poco "bluf", porque yo me gano la vida conceptualizando y prototipando webs y si voy a vender una idea con una presentación así, lo primero que me señalan es la puerta. Vamos, que esto no puede ser nada serio (al menos de momento). Lo interesante es que apunta maneras, pero insisto, igual que David, en que una comunidad no se crea en dos días, y un "ecosistema" o plataforma bien montada, tampoco. Como no se piense bien todo, los quebraderos de cabeza que puede dar, son infinitos.

    Tengo la impresión de que estamos reflexionando más nosotros en esta entrada, que los que han hecho esta presentación.

    Julieta Lionetti dijo...

    @editora con carrito
    Es un bluff, sin duda. Lo malo es que esta es la presentación oficial que Casa del Libro está haciendo a los editores que quiere reclutar. Los editores tradicionales no están muy puestos en el tema digital, pero no se puede atentar contra su inteligencia de manera tan flagrante y creer que así se avanza hacia el desarrollo de los ebooks y el ecommerce en España. Este tipo de iniciativas espantan a los editores y les hacen tomar decisiones que, tal vez, no beneficien sus intereses.

    Y también estoy de acuerdo con @David Soler en que una comunidad no se crea en dos días. Basta pasarse por la "comunidad" de Libro de Arena para comprenderlo a la primera. Aparte de su pésima UI (casi tan mala como el diseño del PowerPoint de marras), lo que resulta descorazonante es la ausencia de toda comunidad, de cualquier espontaneidad que suele caracterizar a las redes sociales.

    Y es verdad, @editora con carrito, que si cualquiera de nosotros presenta algo así se queda sin cliente. ¿Casa del Libro supone que con este PowerPoint ganará alguno? Es muy triste ver cómo se está manejando, desde donde hay dinero para invertir y ejecutivos para pensar, el cambio de paradigma editorial.

    Es de una falta de seriedad que no se merece nadie, ni siquiera Casa del Libro, madre de este cordero.

    Anónimo dijo...

    Cuánto me gustaría poder ver ese Power Point. Creo que se han utilizado las ideas de "todos" para esta iniciativa. incluso la de vulgares lectores anónimos e invisibles. Me suena a refrito, en periodismo hay algunos listillos que los utilizaban...A ver si en una cena que aposté con algunos hablamos del tema.

    Patricia Arancibia dijo...

    @Julieta Creo que el punto del DRM es como decís que los indies no pueden desarrollarlo y que en EU, donde los libreros indies son muchos y muy fuertes, por eso se impuso el de Adobe. Me pare que ya muchos ven los problemas de usabilidad de este proceso y que hay gente en muchos sitios, incluido Adobe, que es una empresa seria, trabjando en el tema para mejorarlo.

    @David, the noto a menudo muy agitado con el tema de que haya distribuidores digitales. Parece alterarte. Tal vez sirva mirar a los mercados con donde se vende en digital muchos millones de dólares y de libras por dìa, como US y UK, y ver que los distribuidores que la armaron bien están muy bien, vivitos y coleando. No tengo idea de cual ees tu experiencia en digital publishing, pero trabajando en esto no vas a encontrar muchos editores ni libreros serios y redituables que vayan a acordar con la idea de que no hacen falta distribuidores. Hacen falta y dan servicios muy importantes sin los cuales muchas editoriales pequeñas y medianas en muchos países no podrìan ni estar en digital ni vender en otros países. No quiere decir ni que todos tengan el mismo modelo ni necesiten lo mismo, pero desde Brazil hasta Alemania pasando por US, UK, y España, los distribuiidores digitales han sido fundamentales en el desarrollo del mercado de libros digitales. No veo ningún motivo racional para la ira que en España y sólo en algunos pocos en las redes en España esto parece generar. Pero ni esa ira ni esa cantidad de mala onda sin mucho info se ven en ningún otro sitio.

    Puede que llegue el día en que todos y cada uno de los editores y autores del planeta tengan eBook architects, digital designers, presupuesto para pagar entre 150 y 250 por conversión por título, personal para ocuparse del workflow, los presupuestos, la ingestión, cero ganas de seguir en impreso o hacer PoD y destinar todos los recursos a digital, conocimiento y management de leyes, impuestos y reglas de comercio internacional, etc. O puede que llegue el día en que haya en el mundo sólo una librebría o dos y que todos le hayan dado a esa librería sus contenidos para que los convierta y comercialice en su formato propietario. Y que cada libro cueste .99 o 299, da igual porque no habrá competencia. Tampoco habrá mucho para leer que sea leible cuando todo haya que solventarlo con el 30% de .99.

    Toda realidad posible es un deseo válido. Sin embargo hay mucha gente en todo el mundo, como en Libranda, trabajando duro para que existan otras posibilidades. Y tal vez no contribuya mucho a la existencia de una industria más dinámica que tantos esfuerzos sean destrozados críticamente sin quiera considerar ni la realidad de lo que son ni la posiblidad de si ese modelo no va para todos, construir otros y vivir en paz fortaleciendo la industria entre todos.

    David Soler dijo...

    Hola Patricia, agitado no, sorprendido. Yo no he dicho nunca que los distribuidores no tengan cabida en el mundo digital, y para muestra dos botones:
    1. en mi blog escribí esta entrada en la que pongo en duda lo que muchos dicen que provoca Internet, la desintermediación: http://www.davidsoler.es/sobre-la-desintermediacion-en-internet/
    2. imparto la asignatura de Distribución de contenidos digitales en la Universidad de Alcalá y explico todos los modelos de distribución posibles de forma totalmente aséptica. Cualquier alumno, uno ha comentado en este blog, te lo puede confirmar.

    No tomo partido por ningún modelo porque todos me parecen buenos si el consumidor está satisfecho. Lo que digo es que en un escenario donde el precio va para abajo y el coste para arriba porque el autor reclama más porcentaje me sorprende que los números salgan. Y todo ello si es verdad que los editores ya lo pasan mal en el escenario completamente opuesto (que es el actual). Por lo menos en el mundo latino se han quejado siempre de esto (de hecho se queja toda la cadena. Cada uno defiende lo suyo, claro), no sé en el anglosajón. Así que mi duda sigue ahí de manera totalmente sincera.

    En cuanto a la ira, sinceramente no creo que sea así. Me parece que es fruto de "no verse las expresiones faciales". Estoy seguro que cada uno da su punto de vista y expone sus dudas como si estuviera en una clase o en una tertulia. Creo que la gracia de todo esto es que ahora cualquiera puede opinar. Que eso enriquezca o no el discurso es un tema de cada uno. Yo, personalmente, prefiero las críticas, si son constructivas, claro, que las alabanzas o el silencio.

    leco dijo...

    Qué mala pinta tiene este asunto. He visto el horror de presentación con el que CDL pretende comprar las almas de todas las editoriales que pueda antes de que lleguen Amazon y Google con sus tentaciones y no salgo de mi asombro.
    No les enseñan nada de nada, no digo ya una beta o una alfa en crudo sino que no concretan nada de lo que piensan hacer. Su propuesta se reduce a un puñado de lugares comunes de la actualidad digital, vacíos de contenido si no existe un plan bien diseñado y meditado, que vanga a superar por lo menos algunas de las dificultades que encuentra la distribución del libro digital en estos momentos.
    A la vista de tal despropósito conceptual y formal, mi sensación es que algún cráneo privilegiado decidió de un día para otro que había que salir con lo que fuese para captar el compromiso en exclusiva de los editores más aterrorizados a cambio de lo que fuese, con la firme convicción de que el DRM era y es la barrera que los separaba del éxito: prometedles lo que pidan, debieron decir a sus comerciales, que ya les daremos lo que podamos, el caso es que firmen.
    Muy mal, Casa del libro, otro simulacro de plataforma de distribución que quedará en nada, aunque siempre les podréis echar la culpa a los "piratas".

    Tati Mancebo dijo...

    El comentario anterior era mío, disfrazado involuntariamente con mi antiguo perfil de Blogger.

    Roger Segú dijo...

    Patricia, como alumno reciente de David te puedo asegurar que su enfoque respecto a la distribución digital es neutral. La base de su discurso es, precisamente, la variedad de modelos de negocio posibles en el momento actual, así como la conveniencia de acertar a elegir la solución más adecuada en función de las necesidades específicas de cada caso. También puedo asegurar que en su ejercicio docente -ni él, ni ningún otro profesor del master- aboga por destinar todos los recursos a la edición digital y al marketing 2.0, dejando de lado la edición en papel, como comentas en el párrafo siguiente.

    A título personal, entiendo que valorar los contras de un determinado sistema es tan importante como valorar sus pros, y no considero destructivo enumerar los errores de Libranda. Algunos de sus fallos han sido tan evidentes, según mi punto de vista, como encomiable y digno de respeto es el esfuerzo que han realizado los profesionales que se han volcado en el mismo. Todos cometemos errores, y obviarlos sólo puede conducir a su repetición.

    Estoy leyendo dijo...

    Cuando se habla de ebooks siempre hay muchos comentaristas, lectores entre”"…
    Pero que pena que cuando se hable de contenidos y no de soportes, disminuyen drásticamente los comentaristas…
    Os dejo un enlace para los que les da igual el soporte: http://www.facebook.com/estoyleyendo

    Julieta Lionetti dijo...

    Estimada/o/as/os @Estoy leyendo.
    Es una pena que hayáis recalado en este blog, que nunca se pretendió un blog de discusión de "contenidos" sino que trata de los cambios de una industria, la editorial, que es, entre muchas otras industrias, las que han permitido que los "contenidos" se difundieran.
    Mucha suerte con el enlace a vuestra página de Facebook que habéis dejado a cuento de otra cosa.